Periódico El Cinco |

Ni sus 18 años la defendieron de ser abandonada

El abandono de mascotas ancianas es tan consistente como sobrecogedor. Afortunadamente esta vez alguien decidió ayudar

En “años perro”, 18 años es más que una vida, son 126 años. ¿Te imaginas que tu vida cambie radicalmente a esa edad? ¿Te imaginas perder todo lo que tuviste en la vida a esa edad?

Le pasó a Muñeca, una perrita de raza Dachshund (salchicha) que fue abandonada por sus antiguos propietarios en una perrera ubicada en la ciudad de Los Ángeles, en California, Estados Unidos.

No se sabe mucho de los motivos que llevaron a su antiguo dueño a dejarla, solo se sabe que esta hermosa anciana está ciega, sorda y que llegó cubierta en pulgas.

Elaine, una voluntaria de esta perrera, fue la primera en interactuar con Muñeca apenas fue entregada y el fotógrafo John Hwang estuvo presente ese mismo día y registró el momento. Según él, Muñeca no se despegó de Elaine desde el momento en que la tomó en sus brazos.

“La perrita solo quería que la abrazaran”, escribió Hwang en su muro de Facebook.

La publicación de esta historia en redes sociales tuvo tal acogida del público que La fundación The Frosted Faces, dedicada a rescatar perros de la tercera edad en San Diego, California, y alertada sobre este caso, recibió muchas solicitudes para darle hogar temporal a Muñeca.

Este refugio decidió recibir a Muñeca, pero antes hicieron una escala en la clínica veterinaria San Diego Bay Animal Hospital, donde confirmaron su buen estado de salud. Luego Muñeca recibió un baño de burbujas, un buen corte de uñas y, por si fuera poco, fue llevada a la playa para disfrutar de una extraordinaria puesta de sol. Claro que ni su vista ni su oído le permitieron ver los colores del cielo ni escuchar la solas del mar, sin embargo, sus patas sí pudieron apreciar la suavidad de la arena.

Lamentablemente, no todos los animales abandonados corren con la misma suerte. La cantidad de casos de abandono de mascotas por edad avanzada en el mundo conmueve y mortifica debido al inmenso sufrimiento que experimentan estos animales cuando, repentinamente, pasan de un ambiente familiar a uno completamente desconocido y, en ocasiones, peligroso. Pero además es una realidad que preocupa pues se le endosa un serio problema no solo a los pocos albergues y refugios, que ya de por sí andan saturados, sino también a las ciudades que deben de lidiar con una sobrepoblación de perros callejeros.

Muñeca es una perrita afortunada, pese a haber sido abandonada a una edad en la que, tal vez, el mayor deseo sea descansar en paz junto a tus seres queridos. A raíz de la publicación de su historia en Facebook, The Frosted Faces recibió varias solicitudes de gente interesada en darle un hogar permanente y al final se decidió por Richard y Amy Gann, quienes viven con Muñeca y reciben el apoyo de unas 20 personas para su cuidado.

Comparte:

Comentarios

Más Historias en Esto te va a interesar

Foto que habla

Ene 17

Edición Impresa