Periódico El Cinco |

Consejos para prevenir los golpes de calor

Aquí te damos algunos consejos para esta canícula

El sobrecalentamiento del cuerpo por encima de 40ºC se denomina golpe de calor y constituye una urgencia médica por las complicaciones potencialmente graves que puede provocar.

Los síntomas que produce el golpe de calor son temperatura corporal superior a 40ºC, enrojecimiento de la piel, dolor de cabeza, respiración agitada, aumento de la frecuencia cardíaca, pulso débil y tensión baja. Se trata de un problema que afecta también al sistema nervioso central, por lo que la persona afectada puede mostrar alteraciones del comportamiento tales como lenguaje incoherente, mareo, somnolencia e incluso coma.

Para su tratamiento se utilizan medidas dirigidas al enfriamiento del paciente y deben realizarse de manera controlada y por un equipo médico.

La prevención del golpe de calor es posible y relativamente sencilla:

-Es aconsejable beber agua abundante. Evitar bebidas alcohólicas, azucaradas, el café o el té.

-Las comidas ligeras y frescas ayudan a reponer líquidos y sales minerales (ensaladas, gazpachos, verduras, frutas o zumos.

-En casa evitar el uso de electrodomésticos que produzcan calor en las horas centrales del día. Ventilar las estancias en las primeras horas de la mañana y mantener las persianas bajadas de forma que no entre el sol directamente.

1467232530287

-Si es necesario permanecer en la calle o va a salir a caminar es recomendable buscar lugares frescos y sombreados, o locales climatizados para descansar.

-Vestirse con ropa ligera y de colores claros, calzado cómodo y transpirable, así como el uso de sombrero favorecen la eliminación de calor de nuestro cuerpo mediante la evaporación del sudor.

-La actividad física al aire libre debe evitarse en las horas más calurosas, especialmente cuando se trate de ejercicios de alta intensidad. Personas como los atletas o profesionales que desarrollan su trabajo en el exterior deben tener especial precaución en condiciones de calor y humedad.

Pese a las recomendaciones previas, es evidente que los cambios en el tiempo (temperatura y humedad) no afectan a todos por igual. Las personas mayores, enfermos crónicos y los niños son más susceptibles de sufrir un golpe de calor.
Es aconsejable una especial consideración en los siguientes grupos de riesgo:

Mayores de 70 años. Sobre todo personas que viven solas o que son dependientes.

-La obesidad, las enfermedades cardiovasculares, neurológicas, respiratorias y renales, así como el uso de medicación crónica (anticolinérgicos, antihistamínicos, diuréticos, betabloqueantes) disminuyen la capacidad del cuerpo para regular la temperatura corporal. Por lo tanto, disminuyen el umbral para desencadenar el golpe de calor.

-Las personas con problemas de salud mental o con facultades mentales disminuidas son también un grupo de especial riesgo.

Niños pequeños. Es importante que los adultos supervisemos el ambiente de exposición del niño. La limitación para abrir una puerta, una ventana o bajar la ventanilla del coche, puede exponer al niño a un ambiente que precipite el golpe de calor.

Comparte:

Comentarios

Más Historias en Esto te va a interesar

Foto que habla

May 26

Edición Impresa