El Cinco |

Hamburguesas de Helado y pan de muerto

Ciudad de México.- En temporada, el pan de muerto es uno de los platillos más tradicionales, pero más allá de ser un ideal acompañante del café o chocolate caliente, este año muchos locales decidieron elevarlo a otro nivel gastronómico.

En La Burguesa, en el DF, cualquiera de las hamburguesas de la casa, este mes, son servidas con un pan de muerto que dio lugar al tradicional english muffin de la casa.

Ante la foto del novedoso empleo del pan de muerto, que causó reacciones en las redes sociales como asco y duda sobre si eso sabe bien, Carlos González, socio fundador del restaurante, calma los ánimos de los tradicionalistas: “Es un pan de muerto, pero salado. No lleva azúcar, es un pan de hamburguesa un poco más suave”, cuenta, divertido por la reacción de la invención.

“Claro, lo primero que escuché fue ‘¡Guácala!, ¿por qué hacen eso?’ Tuvimos que explicarle a la gente que lo brilloso es por la sémola de trigo”.

Lo primero que escuché fue, ‘¡Guácala!, ¿por qué hacen eso?’ Tuvimos que explicarles a todos que nuestro pan de muerto es salado”, dice Carlos González, socio fundador de La Burguesa
Son seis opciones de hamburguesas, entre cordero, res, pollo y vegetariana, y el pan con huesitos es requisito esencial este mes, en el que La Burguesa ya siente 15 por ciento más movimiento.

“En septiembre había gente que ya pedía (la hamburguesa con pan de muerto), y ni la teníamos lista. La idea era ésa: hacer a los comensales sonreír”.

En un intento por hacer el pan de muerto “aún más apetitoso”, la heladería Don Paletto, de Mauricio Montoya, en Popotla, creó un postre que lleva un tipo de pan más suave. La intención: deshacerse en medio de un plato bien servido de helado.

“Ya hay de sabores, de rellenos. Entonces pensé, ¿qué hay mejor que pan dulce? Pan con helado”, dice Montoya.

El comensal puede decidir el helado del relleno del pan, pero él recomienda los que llevan alcohol, como el Soprano, que contiene bourbon, almendra, nuez y avellana.

Fue en respuesta a las exigencias de sus comensales por un pan de muerto artesanal ‒que nunca salió‒ que el año pasado el chef de la tienda Cachito Mío, Alejandro Veraza, inventó las galletas de pan de muerto. Sin embargo, él no contaba con el éxito que tendrían.

“El primer día vendimos 130, el siguiente el doble y luego el triple”, cuenta la esposa y dueña, Patricia Franco. “Mi marido ya se arrepintió porque lleva todo el día en eso…”

Este año, mantienen el promedio de 150 galletas vendidas al día. Son chiquitas, delgadas y crujientes y llevan en la receta los ingredientes clásicos del pan de muerto, como el agua de azahar, naranja y mucha mantequilla.

“La gente se enoja porque llega y ya no hay, pero las que alcanzan llevan de 10 ó 20 de una vez”, cuenta Patricia.

Una opción más es la versión de paleta helada de pan de muerto de La Pantera Fresca, una red conocida por aventurarse por sabores poco convencionales (hay una paleta de michelada). La paleta tiene trozos de pan de muerto y cobertura de chocolate.

Ahora sólo falta encontrar el chocolate caliente perfecto para cada una de estas opciones, para así tener el postre idóneo de temporada.

    Comparte:

    Comentarios

    Más Historias en Esto te va a interesar

    Foto que habla

    Ene 17

    Edición Impresa