Sábado, 25 de febrero de 2017

Encuentro Social, el salvavidas de los geñistas

Que Egidio Torre los haya madrugado y dejado fuera del Consejo Nacional del PRI, dejó muy aturdidos a los geñistas, a quienes se les vino abajo el plan de controlar los destinos del Revolucionario Institucional en Tamaulipas.

Y aunque todavía siguen con la veladora prendida para que Muñoz Cano sea designado como el dirigente tricolor en la entidad, lo cierto es que es más fácil que el grupo de Egidio Torre mantenga las riendas del instituto.

Lo que significa que el grupo naranja también controlará o llevará mano en la designación de los candidatos priistas en la próxima elección federal y en la renovación de las alcaldías.

Y si todavía tiene alguna duda, explique entonces la poca premura del Comité Ejecutivo Nacional del PRI por renovar la dirigencia local, y permitirle a Egidio Torre continuar como el Primer Priista de Tamaulipas.

De esta forma, Eugenio Hernández, Oscar Almaraz, y toda la bola de ladrones que los siguen y que esperan una parte del botín, han salido en busca de un barco salvavidas que rescate su proyecto político, y tal parece que ya lo encontraron en la franquicia de Encuentro Social.

El objetivo de Oscar Almaraz para 2018 no es buscar la reelección a la alcaldía, si no arrancar su campaña a la gubernatura pero de manera estatal.

Su ambición pasaba primero por convertirse en Senador y de ahí lanzarse contra el delfín de Cabeza de Vaca por la gubernatura, pero ante el desprecio que vive Hernández Flores por la cúpula de su partido, encabezada por Enrique Peña Nieto, los geñistas se han planteado seriamente abandonar al PRI y utilizar a Encuentro Social para lograr sus ambiciones.

De ahí que Almaraz ya haya negociado su candidatura como diputado federal plurinominal por dicha fuerza política.

El cargo no se compara con el de Senador, pero igual le sirve para sus propósitos.

De ahí que Rigoberto Rodríguez haya llegado como la avanzada geñista al hasta ahora partido minoritario propiedad de los Pineda Morín.

Aunque Almaraz no es el único que busca continuar con su carrera político delincuencial.

Eugenio Hernández y Ricardo Gamundi, urgentes del fuero, buscan imitar a Humberto Moreira y lanzarse en busca de un cargo popular, obviamente que por la vía plurinominal.

La diferencia entre Eugenio y Moreira sin embargo, es que el de Coahuila cuenta con la venia del Presidente, mientras que Hernández Flores ya es un apestado en la Secretaría de Gobernación.

Y es que Osorio Chong sabe que en cualquier momento Eugenio puede correr con la misma suerte que Tomás, ambos buscados por la justicia estadounidense.

Por eso Eugenio ha pensado dos veces en comprar la candidatura plurinominal por Encuentro Social, pues si bien eso le permitiría tener garantizada la protección del fuero, al salirse del PRI renunciaría a la protección política que le brinda el partido.

Porque una cosa es el enfrentamiento contra Egidio, pero otra es jugarle las contras al presidente.

Por cierto, la sugerencia de salirse del PRI a los geñistas les fue lanzada por el propio Egidio Torre cuando el todavía gobernador les dijo que si no les gustaba la forma en que dirigía al PRI de Tamaulipas mejor se fueran a otro partido o en su defecto, fundaran uno.

Y tal parece que le han tomado la palabra, comprando la franquicia de Encuentro Social en la entidad.

Lo mismo que Gustavo Cárdenas hizo cuando salió del PAN y llegó a Movimiento Ciudadano para perpetuarse en el negocio de la política.

Por lo pronto Almaraz ya se ha distanciado del verde, blanco y rojo. Los geñistas ya han tomado el control de los partidos minoritarios y hasta se han asegurado del apoyo de los grupos empresariales del centro del estado.

Por eso poco o nada le importa la ciudad al alcalde de la capital; quien primero saqueo el presupuesto del Municipio y se lo entregó a sus amigos, después inundó la ciudad de basura, ahora pretende aumentar los impuestos.

Y es que Almaraz sabe que no buscará la reelección y menos un puesto de elección popular, lo que le interesa es financiar su campaña a la gubernatura y para eso sabemos que se valdrá de todo lo que esté a su alcance.

Mientras todo eso pasa en el PRI y las corrientes se desangran entre ellas, los panistas se han quedado desde la barrera viendo que lado queda más debilitado, siguiendo aquel principio de divídelos y vencerás.

Y tal parece que han cumplido su propósito.

Pues eso.

Es bueno saberlo: 1) La campaña del gobernador poblano Rafael Moreno Valle por la candidatura del PAN a la Presidencia de la República tuvo su banderazo de salida en la XXV Cumbre Iberoamericana, celebrada a finales de octubre en Cartagena de Indias, Colombia.

La pieza clave que aceleró su activismo fue la plática de trabajo que sostuvo con el Presidente Enrique Peña Nieto, quien encabezó la delegación mexicana.

Comparte:

Comentarios

Más Historias en Rataplán

Foto que habla

Feb 24

Edición Impresa