Periódico El Cinco |

“Cada mes subirá la luz”

Este fuerte incremento surge luego del precio de la gasolina y de la canasta básica

México.- Al aumento de los precios de las gasolinas se suman ahora incrementos a la electricidad para la industria, servicios, comercios y usuarios de alto consumo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que para enero, las tarifas para el sector industrial aumentan entre 3.7% y 4.5%, mientras que para el comercial lo harán en un rango de entre 2.6% y 3.5%.

Además, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (DAC) registra un aumento de 2.6% de diciembre pasado a enero de este año, mientras que para el sector doméstico de bajo consumo se queda sin cambios.

Sin embargo, estimaciones del gobierno de Estados Unidos y de especialistas anticipan que en México los precios de la electricidad seguirán subiendo debido a que se espera una tendencia al alza en los costos del gas natural, uno de los principales insumos para generar energía eléctrica.

Por séptimo mes al hilo la CFE aumentó las tarifas bajo el argumento de que los ajustes “están relacionados con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica”, esta vez los registrados en diciembre de 2016 en comparación con el mismo mes de 2015.

Detalló que el precio del gas natural que utiliza en sus procesos de generación se incrementó 77% en diciembre del año pasado respecto al mismo periodo de 2015.

Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas.
Además, el precio del carbón importado aumentó 72.8% en el mismo periodo, mientras que el del carbón nacional repuntó 7%.

En total, el impacto de estos aumentos en los energéticos se tradujo en un incremento de 54% en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar energía eléctrica de diciembre pasado, respecto al mismo mes de 2015.

Más ajustes. El problema para México, de acuerdo con un análisis del Departamento de Energía de Estados Unidos, es que los precios podrían seguir moviéndose hacia arriba en los próximos meses.

En su último reporte correspondiente al pasado 6 de diciembre (Short-Term Energy Outlook), los especialistas de la US Energy Information Administration revelan que el aumento de las exportaciones de gas por oleoducto a México está contribuyendo a incrementar el precio de la molécula y, consecuentemente, habrá que desembolsar más dólares por cada embarque.

Es decir, si se encarece el precio del combustible que emplea la industria eléctrica mexicana para generar energía es porque los productores estadounidenses están aprovechando la caída de la producción nacional de gas natural.

El aumento de precios para el gas estadounidense que se exporta contribuiría, según el gobierno del país vecino, a compensar la previsible caída de la producción en su propio territorio, considerada como el primer descenso anual desde 2005.

“El creciente consumo interno de gas natural —en EU— junto con el aumento de las exportaciones de oleoducto a México y las exportaciones de gas natural licuado, contribuyen a que el precio spot Henry Hub (zona de referencia del precio del gas en ese país) pueda aumentar de 2.49 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica) en 2016 a 3.32 dólares en 2017”, menciona el análisis.

Se trataría de un incremento de 33.3% que tendría que pagar México por el gas que adquiera a los productores estadounidenses en este año.

La consecuencia inmediata sería que el gobierno continuará con los aumentos mensuales en tarifas eléctricas por lo menos hasta agosto próximo, señaló George Baker, especialista de la firma Mexico Energy Intelligence, con sede en Houston, Texas.

Indicó que las proyecciones de precios del principal mercado que surte a México refieren que en el caso del gas para actividades comerciales se va a tener una tendencia al alza de enero hasta agosto de este año, al pasar de 7.61 a 8.87 dólares por millón de BTU, mientras que en el caso del gas para la industria aumentará este mes de 4.31 a 4.89 dólares por millón de BTU, y se mantendrá en el mismo nivel durante febrero.

La Comisión Federal de Electricidad comentó que, “a pesar de este marcado incremento en el precio del gas natural, este combustible sigue siendo cerca de 30% más barato y menos contaminante que el combustóleo en los procesos de generación de electricidad”.

También destacó que en enero de 2017 las tarifas domésticas de bajo consumo, en donde se ubica 99% de los hogares mexicanos (equivalente a 35 millones de clientes con contrato), se mantendrá sin cambios.

Esta tarifa, añadió la empresa productiva del Estado, registra 25 meses sin incrementos y, “de hecho, suman reducciones por alrededor de 4% de diciembre de 2014 al primer mes de este año”.

Baker indicó que el hecho de que la tarifa doméstica de bajo consumo no sufrió incrementos en enero, “no significa que el resto de los aumentos no impacten en la economía de las mayorías, pues al aumentar gasolinas y electricidad en los sectores productivos, éstos tendrán que ajustar precios para controlar costos.

“Al final subirán precios del transporte o de los productos de consumo generalizado, y éstos los tendrán que pagar quienes no tienen automóvil o quienes son usuarios del servicio eléctrico de bajo consumo”, destacó.

INCREMENTO

Al aumento de los precios de las gasolinas, se suman ahora incrementos a la electricidad para la industria, servicios, comercios y usuarios de alto consumo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que las tarifas para el sector industrial aumentan entre 3.7% y 4.5%.

Para el sector comercial, las tarifas registran incrementos de entre 2.6% y 3.5% en el mismo periodo.

Y, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) registra un aumento de 2.6% de diciembre de 2016 a enero de 2017.

Por séptimo mes consecutivo, la empresa productiva de Estado aumentó las tarifas argumentando que dichos ajustes “están relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en diciembre de 2016 en comparación con diciembre de 2015″.

Detalló que, el precio del gas natural que la CFE utiliza en sus procesos de generación se incrementó 77% en diciembre de 2016 respecto a diciembre de 2015.

Estos precios son los utilizados en la fórmula determinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para calcular las tarifas eléctricas”.

Además, el precio del carbón importado aumentó 72.8% en el mismo periodo, asimismo, el precio del carbón nacional se incrementó en 7%.

En total, el impacto de estos aumentos en los energéticos, se tradujeron en un incremento de 54% en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar energía eléctrica de diciembre de 2016 respecto a diciembre de 2015.

En tanto, las tarifas eléctricas para sus clientes de bajo consumo se mantendrán sin aumento en enero de 2017 respecto a las registradas en diciembre de 2016; las tarifas domésticas de bajo consumo registran ya 25 meses consecutivos sin incrementos y, de hecho, suman reducciones por alrededor de 4% de diciembre de 2014 al primer mes de este año.

Cerca del 99% de los hogares en México se encuentran en esta tarifa, lo que equivale a cerca de 35.5 millones de clientes de la CFE.

Comparte:

Comentarios

Más Historias en Cd. Victoria

Foto que habla

Ene 20
A ver si Trump no me deporta

Edición Impresa