Periódico El Cinco |

Caos y muerte en los XV de Rubí

Las redes sociales cumplieron su amenaza, 30 mil asistentes se hicieron presentes en La Joya para celebrar con la quinceañera

La Joya, San Luis Potosí.- La noche del domingo 25 de diciembre cayó junto a un gélido clima en el ejido La Joya.

Para quienes estábamos de visita, era imposible resistir el clima con menos de una chamarra, pero no para Don Crecensio, quien se pasó toda la madrugada checando los últimos detalles del lugar, donde se celebraría la misa de los XV años de su hija Ruby, sin imaginarse lo que ocurriría en unas horas más.

El valle de La Joya daba los buenos días a través del canto de los gallos, la campana de algunas reces, y la torreta de unidades policiacas que iniciaron sus funciones desde las primeras horas de este lunes.

Poco a poco, las personas provenientes de diferentes estados de la República, incluso de otros países, fueron haciendo acto de presencia en el Ejido La Joya, para acompañar a Ruby en su misa de XV años.

Era evidente la sorpresa que se había llevado la familia Ibarra, no podía creer que su casa estuviera asechada por un centenar de medios de comunicación y personas que viajaron por días hasta este ejido para ser testigos del festejo de quince años de Ruby.

Ni la gira de medios una semana antes en la Ciudad de México, ni las constantes entrevistas, y mucho menos los contenidos virales en redes sociales los prepararon para ese momento, pues nadie sabía la magnitud que llegaría a tomar la fiesta de XV años.

La misa se realizó con un retraso de 30 minutos, pero todo bien… hasta que algunos medios de comunicación ocasionaron molestias en la familia de Ruby, ya que estos se aferraban a que la quinceañera ofreciera una rueda de prensa al término de la misa, lo cual no sucedió.

Las personas al término de la comida se trasladaron, muchos de raid, a seis kilómetros de distancia al Ejido “Miguel Hidalgo” para disfrutar de una carrera de caballos donde se ofreció una chiva (premio) de 10 mil pesos, pero lamentablemente a tan solo 30 minutos de haber arribado a este lugar, y siendo la primera carrera de la tarde, la muerte se hizo presente.

Uno de los habitantes de esta comunidad fue embestido por uno de los caballos que competía en ese momento.

Un instante antes el invitado estaba feliz, nunca se imaginó poder ver a tanta gente en su tierra, y de tanta emoción se le hizo fácil cruzar el espacio destinado para las carreras sin antes mirar a ambos lados, no se percató que los animales estaban en pleno galope, muriendo minutos después del impacto.

Pese a ello la fiesta continuó, arribó Ruby al lugar acompañada de sus padres y familia, al igual que las personas que incluso se dieron cita de otros países como Polonia, Brasil y Estados Unidos.

Las autoridades de Protección Civil de San Luis Potosí estimaron que al menos 30 mil personas asistieron a la quinceañera.

Para entender el número de tal magnitud había que voltear a las filas para poder ingresar “al bailongo”, las cuales se prolongaban al menos por 15 kilómetros.

El baile comenzó, amenizado por la Banda Jerez y la familia de Ruby en el mismo escenario, pero para sorpresa de la quinceañera y de los ahí presentes, hizo acto de presencia el Alcalde de San Blas, Layin, aquel que dice que solo roba poquito, para hacer entrega de las llaves de un automóvil nuevo a la festejada, con valor de más de 135 mil pesos.

La fiesta continuó, algo parecía no gustarle a la familia de la festejada, incluso a la misma Ruby, quien en muy, pero muy muy pocas ocasiones, fue vista sonriendo en la fiesta. Algunos dicen, que fue por la cancelación de algunos grupos musicales como el Komander, otros aseguraban que se trataba de los nervios, pero lo cierto es que el festejo de Ruby fue manchado por la muerte de una persona, y la pésima organización para su realización.

‘ENTIENDE MÁS UN ANIMAL QUE LOS DE LA PRENSA’, MAMÁ DE RUBÍ

Anaelda García, mamá de Rubí, la quinceañera más famosa de México, perdió la compostura minutos antes de la ceremonia religiosa por los XV años de su hija e insultó a la prensa.

De acuerdo con información de Hora Cero, la mamá de Rubí discutió con los miembros de la prensa que cubren la fiesta que se celebra en la comunidad de La Joya, en San Luis Potosí, debido a que los reporteros obstaculizaban el paso de la quinceañera rumbo a la capilla.

“Entiende más un animal que personas de la prensa; lástima, es más educado uno de ranchero que los de la prensa, porque yo los traté a ustedes con cordialidad”, fueron las palabras que emitió la mamá de rubí a los representantes de los medios de comunicación.

RUBÍ PREPARÓ PARA SUS XV UN MUSICAL AL ESTILO ‘BROADWAY’

El coreógrafo Alexis Peña, quien se encargó de poner los bailes a la quinceañera Rubí Ibarra, adelantó que junto con la festejada y su grupo de bailarines han montado varios números musicales al estilo “Broadway”.

Todo esto, además del tradicional vals junto a su padre, don Crescencio Ibarra.

“Hemos preparado el vals tradicional, pero con ciertos toques diferentes, algo que no se ha visto en la región, pues ante todo lo que ha causado este acontecimiento buscamos montar algo que sea del gusto para la gente de la región y para la gente que va a estar expectante en su televisión o en las redes sociales”, comentó el joven bailarín en entrevista con Univision Noticias.

Alexis Peña añadió que la quinceañera tendrá un baile sorpresa para la familia y para los invitados. “Hemos montado un baile tipo ‘Broadway’, que será una sorpresa que Rubí tiene preparada y pues ya estamos listos para esta noche”.

Compartió que él acababa de hablar con Rubí y que le confesó estar muy nerviosa por este día y todo lo que se ha generado a su alrededor.

“Me dijo que estaba nerviosa, pero la calmé y le comenté que ella era una joven muy afortunada por todo esto, que esta noche ella será la estrella y que disfrutará cada momento de este día”.

Para concluir, dijo que para el vals principal, Rubí estará acompañada de sus primos y tíos, pero a la hora de los números musicales ella estará al lado de los bailarines profesionales provenientes de su academia.

DESDE BIKERS HASTA PENSIONADOS EN LOS XV AÑOS DE RUBÍ

Miembros de un club de motoristas de la Ciudad de México, latinos residentes en Estados Unidos y curiosos de su propio pueblo, entre tantos otros, mostraron hoy la peculiaridad del fenómeno Rubí Ibarra, la quinceañera mexicana que se hizo viral en redes sociales con su fiesta de cumpleaños.

No son el 1.3 millones de personas que afirmaron que asistirían en la convocatoria de Facebook, pero más de un millar de personas se dejaron ver en la primera parte de la celebración, consistente en una misa y una comida en la comunidad de La Joya, en el municipio de Villa de Guadalupe del estado de San Luis Potosí (centro-norte).

“Felicito a las personas y a las comunidades porque gracias a este evento ya los conocen hasta en las partes más distantes de la tierra, hasta en Nepal”, señaló Alberto Sumarán, un pensionado de California (Estados Unidos), pero con raíces en Durango (México).

A sus 67 años y acompañado de su mujer, sin perder un ápice de buen humor e incluso imitando el acento español, explicó que habían viajado en autobús desde Los Ángeles (EU), en un trayecto que duró más de 35 horas.

Su testimonio es parecido al de otros estadounidenses de origen mexicano que aparecieron este lunes, un día después de Navidad, en este diminuto poblado de apenas dos decenas de casas, con una carretera que lo atraviesa y calles sin asfaltar, hoy ocupadas por un centenar de vehículos llegados de distintas partes.

Emocionadas, Betty y Claudia Rodríguez, madre e hija de Houston (Texas) que tienen conocidos en la localidad, llegaron en “troca” (furgoneta grande).

Afirmaron que la quinceañera, a quien habían dado un regalo a primera hora de la mañana, estaba “contenta pero nerviosa”, y le desearon una buena celebración, porque tal y como recordó Claudia, esta es “una fiesta muy bonita”.

El apuesto Anuar Pinales, de 34 años, sombrero de vaquero y pantalones tejanos, vive en Río Hondo (Texas) y se pasó el día de Navidades en la carretera para, junto con su esposa, acompañar a Rubí en este día en que, oficialmente, transita de niña a mujer.

“Venimos para apoyarla en este evento masivo. Es algo maravilloso para ella. ¿Quién tiene unos quince así?”, se preguntó el hombre, nacido en Tamaulipas y propietario de un taller de tuberías en Texas.

Si su presencia sorprende, más todavía lo hacen un grupo de diez motoristas, hombres y mujeres, con ropas de cuero con nombres grabados como “Los hijos de la chingada”.

Vienen de la Ciudad de México, y pensaron en la fiesta de quince de Rubí como la excusa perfecta para descubrir esta parte del país, a unas seis horas de la capital mexicana.
“Fue un evento muy viral, y se han visto muchas cosas malas en este país. Pero independientemente de lo viral que se ha hecho, podemos demostrar que en este tipo de eventos podemos convivir todo tipo de gentes”, reflexionó.

José Luis Berástegui, oriundo de Villa de Guadalupe, dijo que allí están “muy contentos” por la familia de Rubí, conformada por su padre Crescencio Ibarra, a quien apoda “Chencho”, e Ana Imelda García.

El agricultor, que apenas conoce a los Ibarra García, consideró que este fenómeno es positivo para el pueblo: “Deberíamos estar contentos y no hacer malos comentarios en la redes sociales, pero esto es para lo que sirven”, añadió.

APARECE LAYÍN EN XV DE RUBÍ

La Joya, San Luis Potosí.- El polémico alcalde de San Blas, Nayarit apareció en los festejos de la quinceañera más famosa de México, y nada menos que con un auto como regalo, valuado en poco más de 130 mil pesos.

Esto a unos cuantos días de su “fiestón”, al cual asistirá Julión Álvarez y Maribel Guardia.

“Le trajimos un carrito pa’ que no deje de estudiar, es un spray algo así se llama el cabr*^%, yo nomas lo pedí a la agencia luego lo pago”, aseguró el alcalde de San Blas

Aunque no aclaró si el presente fue hecho con dinero público o de su bolsa, Layín no quedó a deber e hizo honor a su polémica fama.

GOBERNADOR DE SLP REGALA LIBROS Y COMPUTADORA A RUBÍ

Juan Manuel Carreras, gobernador de San Luis Potosí, se presentó al festejo de los XV años de Rubí, “la quinceañera más famosa de México”, que se llevan a cabo en la comunidad de La Joya, en el municipio Villa de Guadalupe.

De acuerdo con información de Hora Cero, el mandatario estatal agradeció la presencia de los medios de comunicación que se dieron cita en el lugar y destacó que corporaciones de las tres órdenes de gobierno participan en el operativo de seguridad.

“Esto ha representado un fenómeno de redes muy importante y entenderán cómo fue evolucionando este tema. A nuestro estado nos representa la posibilidad de recibir a muchas personas en un lugar que no se caracteriza por ser tan visitado”, mencionó.

“Estamos muy contentos de que se desarrollen las actividades propias de esta fiesta”, agregó.

El gobernador confesó que sus regalos para Rubí fueron unas novelas y una computadora.

MARCO FLORES Y SU BANDA JEREZ ABREN EL BAILE EN LOS XV DE RUBÍ

El baile de los XV años de Rubí Ibarra, que se realiza en un predio de la comunidad de Laguna Seca, en este municipio, fue abierto por la Banda Jerez ante la presencia de aproximadamente cinco mil personas.

Al ritmo de la música de banda, los invitados a la celebración de la quinceañera más famosa de México sacaron sus mejores pasos de baile para comenzar a calentar el cuerpo durante lo que será una noche larga.

Al finalizar la presentación de la Banda Jerez, Rubí recibió un automóvil nuevo por parte de un empresario de Nayarit.

Posteriormente se realizó el vals tradicional, por lo que integrantes de la familia de la joven se dirigieron a uno de los tres escenarios instalados en el predio para dar inicio a este momento, donde conmovidos observaron el baile de Rubí y sus chambelanes.

La celebración continuó con la presentación de la banda Los Cachorros de Juan Villarreal ante un público que en ningún momento ha dejado de bailar y aplaudir a la quinceañera.

La celebración se planea extender hasta las 4:00 horas de este martes, por lo que continuará el desfile de bandas en este baile de XV años.

Comparte:

Comentarios

Más Historias en País

Foto que habla

Ene 17

Edición Impresa