El Cinco |

Llegó el orgullo de Victoria

Un nutrido grupo de personas recibieron anoche a Juan Daniel Rodríguez Mascorro, quien recientemente ganó tres medallas de Oro y rompió dos récords en el Mundial de Atletismo para deportistas con Síndrome de Down.

    Familiares, amigos y admiradores le dieron una cálida bienvenida a Juan Daniel Rodríguez Mascorro, luego de su brillante actuación en el Mundial de Sudáfrica para atletas con Síndrome de Down. En todo momento lo acompañó su entrenador Ángel Tovar que ha demostrado con trabajo y resultados su gran capacidad.

    Así como su ida al evento, su regreso también tuvo algunas trabas, pues se retrasó el vuelo de la Ciudad de México a la capital de Tamaulipas, después el avión no pudo aterrizar a las 13:30 como estaba pactado debido a las condiciones climatológicas y se desvió a San Luis Potosí para recargar combustible.

    Juan Daniel y Ángel Tovar decidieron viajar vía terrestre a nuestra capital, tras cinco horas finalmente arribaron a la central de autobuses este domingo al filo de las 8 de la noche.

    A pesar de todo esto, no decayó el ánimo y se vivió una auténtica fiesta en el evento de bienvenida que le prepararon sus seres queridos que lo esperaban con ansias, con tambores y matracas, además portando playeras con la leyenda de “Campeón Sudáfrica 2015” y un hashtag “#TodosSomosJuanDaniel”.

    ¡Juanito! ¡Juanito! ¡Juanito! se escuchaba en el interior de la central camionera; acudieron con pancartas donde escribieron palabras de apoyo y una lona que decía “Bienvenido Campeón”.

    Después se dio el tan esperado momento. Llegó Juan Daniel, un poco sorprendido pero contento por reencontrarse con sus familiares y amigos que lo felicitaron y lo abrazaron por su brillantísima participación. Lo más emotivo fue el reencuentro con su papá Don Guillermo Rodríguez y su mamá Doña Francisca Mascorro.

    El ¡Sí se pudo! ¡Sí se pudo! ¡Sí se pudo! motivó a Juan Daniel que también lo gritó con mucha emoción.

    Cabe de recordar que ‘Juanito’ recientemente compitió en el Mundial de Atletismo de Sudáfrica, donde obtuvo tres medallas de Oro y rompió dos récords en las pruebas de 200 y 400 metros planos, además fue reconocido como el mejor atleta de la competencia en la categoría Mosaico.

    “Que nos vean igual”: Juan y Ángel

    Tanto el atleta como el entrenador están contentos por lo realizado en el Mundial de Sudáfrica; esperan que las autoridades brinden mayor apoyo al deporte adaptado, que vean la capacidad y no la discapacidad

    Tras una larga espera, familiares y amigos del campeón mundial Juan Daniel Rodríguez Mascorro y su entrenador Ángel Tovar, pudieron recibirlos como se merecían. Fue alrededor de las 20.00 horas cuando el autobús con el número 8609 precedente de la Ciudad de San Luis Potosí llegaba a uno de los andenes de la Central Camionero de Ciudad Victoria.

    Uno a uno fueron bajando los pasajeros de dicha flota, de la cual bajó ‘Juanito’, quien causó un alboroto ya que las personas que lo esperaban desde la mañana por fin podían mirar como arribaba a su ciudad natal al multicampeón mundial de atletismo, quien respondía con una sonrisa de oreja a oreja.

    Con una gorra que llevaba la bandera sudafricana, el reconocimiento del mejor deportista del mundo, y sus tres medallas de oro Juan Daniel pisaba la tierra que lo vio nacer luego de su exitosa participación en el Mundial de Atletismo.

    Los halagos, las porras, los felicitaciones no se hicieron esperar para Juan Daniel, quien a pesar del cansancio agradecía todos los detalles y felicitaciones que recibía, el momento más emotivo fue cuando se enfundó en un abrazo con su madre, quien orgullosa no pudo evitar las lágrimas de lo contenta que estaba.

    Juan Daniel y su entrenador concedieron unas palabras para 5inco Deportes, dando sus primeras impresiones a su llegada a Ciudad Victoria, confesándose estar conmovidos por el recibimiento.

    “Si bastante, porque en el 2012, sólo estaba la mamá de Juan y en los siguientes dos años un par de personas más, ahora todo muy bonito, Juan se lo merece y como decimos, una medalla cuesta una buena friega, tanta chinga”, comenta Ángel Tovar.

    Por su parte Juan Daniel, de 23 años de edad, indicó que se sentía muy contento, muy orgulloso y muy agradecido con todos los que lo apoyaron económica y moralmente, diciendo que “lloré poquito al ver a toda la gente”.

    Tovar mencionó que a pesar de estar muy lejos de Ciudad Victoria, él y Juan Daniel sintieron toda la buena vibra que mandaban todos los que estuvieron al pendiente de la participación del victorense.

    “Claro, a través de las redes sociales nos dábamos cuenta de todo y bueno sentíamos un gran compromiso de traer un gran resultado, la verdad íbamos por tres records del mundo, era el objetivo, pero no le podíamos pedir más a Juan porque llegamos cansados del viaje, pero con dos records nos quedamos y pues hay más Juan para rato”.

    Agregó, “me da gusto por Juan que lo reciban de esta manera, y para que vean a la gente con estás grandes capacidades, mucha gente ve discapacidad yo siempre he dicho capacidad y pues bueno ya que cambie ese chip por parte de las autoridades para que nos vean igual ya que esa siempre ha sido mi lucha, que las becas sean iguales que se reconozcan los logros de ellos”, aseveró.

    Al tocar el tema del apoyo por parte de las autoridades, el entrenador admitió que le gustaría reunirse con ellas mandando este mensaje:

    “Pues que nos inviten para platicar, lo digo así porque no solamente es Juan, atrás hay más gente y pues no nos gustaría que pasaran por lo que pasamos nosotros, creo que ellos saben lo que es lo que hizo y que es lo que no hizo, en fin que le den vuelta a la página para que vean gente con capacidad y no con discapacidad”.

    Además confesó que en algún momento pensó que no viajarían al Mundial de Atletismo, “me dio coraje e impotencia porque el trabajo de Juan había sido muy fuerte para esto, porque dos récords del mundo no son fáciles y al verlo triste”, platicó.

    Por último “Juanito” dedicó sus triunfos a su familia y a todos los que lo apoyaron, también describió el momento en el que escuchaba el himno nacional mexicano, calificándola como una inigualable sensación y por último señaló que con las tres medallas ganadas en Sudáfrica suma 70 preseas en su carrera deportiva.

    Lo esperaron con ansias

    La madre y el padre han jugado un papel importante en la vida de Juan Daniel Rodríguez Mascorro, siempre lo han apoyado y eso se ve reflejado en sus triunfos por las diferentes pistas del mundo.

    Ayer tanto Doña Francisca Mascorro como Don Guillermo Rodríguez esperaron con ansias la llegada del atleta victorense, es su mayor tesoro y se dicen orgullosos por todo lo que ha conseguido a lo largo de su carrera.

    “No tengo palabras ahorita, pero ya quiero verlo porque no puedo estar sin él, ya quiero abrazarlo”, dijo Doña Francisca antes de la llegada del Campeón Mundial.

    Por su parte, Don Guillermo reconoce que jamás pasó por su mente que su hijo se convertiría en Campeón del Mundo.

    “Cuando estaba chiquillo, así como lo miraba, no pensaba que iba ser deportista, pero gracias a Dios, su esfuerzo y entrenadores ha llegado muy lejos”, expresó.

    Finalmente ambos agradecieron las muestras de apoyo de toda la gente hacia ‘Juanito’, sobre todo a los que hicieron posible su viaje a Sudáfrica tras el nulo apoyo de parte de la Federación Mexicana de Deporte Adaptado.

    Erick López también puso su granito de arena

    Él no corrió, tampoco viajó a Sudáfrica pero fue pieza importante para que Juan Daniel brillara en el Campeonato Mundial de Atletismo para Síndrome de Down.

    Se llama Erick Rubén López y fue quien inició la colecta para que el atleta victorense pudiera asistir a dicho evento internacional, luego que no recibió apoyo económico de las autoridades.

    “Yo a través de Facebook puse una pequeña historia de lo que iba a hacer Juan, empecé a difundir, yo pensé que iba hacer entre mis amigos solamente pero se hizo una tendencia a nivel nacional”, comentó.

    “Tengo siete años de conocerlo, yo también soy entrenador de deporte adaptado, es muy amigo mío, solo que se acercó a mí para pedir ayuda para realizar un boteo, él me dijo que juntara un boteo para amigos pero terminó siendo un boteo para todo el país, ya que mucha gente nos ayudó”, relató.

    Erick López se mostró contento por haber ayudado a su amigo, aunque fue más feliz cuando vio triunfar a ‘Juanito’ en Sudáfrica.

    “Me siento muy bien, satisfecho, es una de las cosas que más me gusta hacer, apoyar a las personas que tienen discapacidad y en este caso a Juan Daniel y Ángel Tovar que tengo mucho tiempo de conocerlos”, mencionó.

    “Fue fenomenal su actuación, se sacaron un 10 como dice Ángel siempre, estoy orgullosísimo de los dos, superaron todas las expectativas y pues esperemos que ahora las autoridades le respondan con estos resultados”, finalizó.

    LA FRASE: “Durante toda la semana que se estuvo solicitando la ayuda de la gente, se juntó una importante cantidad de dinero, ya prácticamente se tiene cubierto lo que se debe en la agencia de viajes”, Erick Rubén López.

      Comparte:

      Comentarios

      Más Historias en Deportes

      Foto que habla

      Ene 20
      A ver si Trump no me deporta

      Edición Impresa