Estás en: El 5inco - La Independencia es nuestra fuerza > Opinión > Rataplán > …Cosas buenas que parezcan malas
Rataplán

…Cosas buenas que parezcan malas

EL 5INCO / Adalberto Garza / 22-04-13 / 3:00 am

Las denuncias que presentó el PAN contra los funcionarios de la Secretaria de Desarrollo Social en Veracruz reviven al priismo mesozoico que tanto se empeñan en enterrar los priistas.

Y es que el desvió de apoyos y programas sociales con fines electorales son una seña de identidad inequívoca del viejo PRI, ese que gobernó a México por más de 70 años, y del que Peña Nieto tanto se esfuerza en distanciarse.

Por eso la reanudación de estas prácticas enciende las alarmas entre los partidos de oposición y pone en riesgo el pacto de cooperación entre las principales fuerzas políticas del país.

Ni el PAN ni el PRD están dispuestos a negociar su visión de país y realizar mayores concesiones al ejecutivo federal, si este en cambio les paga con una competencia desleal en los 14 procesos electorales locales que estarán en juego este año.

La denuncia del PAN en contra de la politización de los recursos ha generado en  tan solo 3 días la destitución de 7 funcionarios federales, la convocatoria de Rosario Roble para comparecer al Senado y explicar las denuncias de desvió de recursos, el proyecto de resolución de los legisladores que le pide la “destitución inmediata” de Robles y del delegado de la dependencia en Veracruz. Así como el juicio político contra  la secretaria de SEDESOL y el propio gobernador de dicha entidad, Javier Duarte.

La postura de Peña Nieto fue de total respaldo para Rosario Robles, a quien le dijo que no se preocupara de las críticas, que siguiera con su labor, y que dejara que otros se preocupan por la política y las elecciones en nuestro país.

Un día después, consciente del desatino, fue el propio Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se reunión con los dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD, para dialogar sobre los procesos electorales en curso y garantizar la imparcialidad y legalidad de los comicios que se celebrarán el próximo 7 de julio.

Cuál fue el verdadero motivo de esta reunión. Asegurarse que los trabajos y la ruta de el Pacto por México quedaran intactos. Osorio Chong es el principal arquitecto y negociador de dicho plan y el fracaso del mismo significaría la tumba política del funcionario. De ahí su prontitud en minimizar y contener los daños que ha creado su propio partido.

Y es que el Pacto no solo garantiza que EPN cumpla con los compromisos que adquirió en campaña, también es un cheque en blanco firmado por los partidos para garantizar la concordia y gobernabilidad en la vida política del país, apoyar las reformas estructurales que tanto le apuran al gobierno federal, sin mencionar el grado de legitimidad que otorga al propio presidente de la república.

La reforma laboral, educativa y de telecomunicaciones ya han dado muestras de su eficacia. Todavía están en el tintero la reforma hacendaria, energética y política. De ahí la importancia de mantener el Pacto.

Ahora viene la verdadera prueba de fuego para Gustavo Madero y Jesús Zambrano, dirigentes nacionales del PAN y PRD respectivamente, pues hasta ahora su acercamiento con las propuestas del PRI únicamente han servido para diluir su liderazgo tanto en Acción Nacional como en el Sol Azteca.

Ambos dirigentes, si buscan trascender en la vida política de sus partidos tendrán que ser más enérgicos como oposición, y no solo para denunciar la coacción del voto, sino también para plantar su disenso a las políticas oficialistas que vayan contra su ideología y principios.

Todavía es muy pronto para saber, pero da la impresión que al revivir la iniciativa de reforma en materia de transparencia, el PAN y el PRD quieren plantar pelea a Peña Nieto, eso o los grupos disidentes a las dirigencias nacionales empiezan a ganar mayor influencia en las bancadas del Congreso.

El tema está lejos de agotarse, por el contrario, conforme el calendario electoral se acerque más al arranque de las campañas tenga por seguro que sabremos más del caso.

Le digo, esto se va poner bueno…

Pues eso.

Es bueno saberlo: En el caso de Tamaulipas, es muy fácil descartar la injerencia del gobierno federal en la entrega de recursos con fines electorales, y todo por una muy sencilla razón: hasta la fecha la delegación estatal de Sedesol no ha recibido los recursos necesarios para arrancar todos sus programas de asistencia social, lo que no deja lugar para el ‘sospechosismo’.

MÁS PUBLICACIONES DE ESTA COLUMNA

Las denuncias que presentó el PAN contra los funcionarios de la Secretaria de Desarrollo Social en Veracruz reviven al priismo mesozoico que tanto se empeñan en enterrar los priistas.

Y es que el desvió de apoyos y programas sociales con fines electorales son una seña de identidad inequívoca del viejo PRI, ese que gobernó a México por más de 70 años, y del que Peña Nieto tanto se esfuerza en distanciarse.

Por eso la reanudación de estas prácticas enciende las alarmas entre los partidos de oposición y pone en riesgo el pacto de cooperación entre las principales fuerzas políticas del país.

Ni el PAN ni el PRD están dispuestos a negociar su visión de país y realizar mayores concesiones al ejecutivo federal, si este en cambio les paga con una competencia desleal en los 14 procesos electorales locales que estarán en juego este año.

La denuncia del PAN en contra de la politización de los recursos ha generado en  tan solo 3 días la destitución de 7 funcionarios federales, la convocatoria de Rosario Roble para comparecer al Senado y explicar las denuncias de desvió de recursos, el proyecto de resolución de los legisladores que le pide la “destitución inmediata” de Robles y del delegado de la dependencia en Veracruz. Así como el juicio político contra  la secretaria de SEDESOL y el propio gobernador de dicha entidad, Javier Duarte.

La postura de Peña Nieto fue de total respaldo para Rosario Robles, a quien le dijo que no se preocupara de las críticas, que siguiera con su labor, y que dejara que otros se preocupan por la política y las elecciones en nuestro país.

Un día después, consciente del desatino, fue el propio Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien se reunión con los dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD, para dialogar sobre los procesos electorales en curso y garantizar la imparcialidad y legalidad de los comicios que se celebrarán el próximo 7 de julio.

Cuál fue el verdadero motivo de esta reunión. Asegurarse que los trabajos y la ruta de el Pacto por México quedaran intactos. Osorio Chong es el principal arquitecto y negociador de dicho plan y el fracaso del mismo significaría la tumba política del funcionario. De ahí su prontitud en minimizar y contener los daños que ha creado su propio partido.

Y es que el Pacto no solo garantiza que EPN cumpla con los compromisos que adquirió en campaña, también es un cheque en blanco firmado por los partidos para garantizar la concordia y gobernabilidad en la vida política del país, apoyar las reformas estructurales que tanto le apuran al gobierno federal, sin mencionar el grado de legitimidad que otorga al propio presidente de la república.

La reforma laboral, educativa y de telecomunicaciones ya han dado muestras de su eficacia. Todavía están en el tintero la reforma hacendaria, energética y política. De ahí la importancia de mantener el Pacto.

Ahora viene la verdadera prueba de fuego para Gustavo Madero y Jesús Zambrano, dirigentes nacionales del PAN y PRD respectivamente, pues hasta ahora su acercamiento con las propuestas del PRI únicamente han servido para diluir su liderazgo tanto en Acción Nacional como en el Sol Azteca.

Ambos dirigentes, si buscan trascender en la vida política de sus partidos tendrán que ser más enérgicos como oposición, y no solo para denunciar la coacción del voto, sino también para plantar su disenso a las políticas oficialistas que vayan contra su ideología y principios.

Todavía es muy pronto para saber, pero da la impresión que al revivir la iniciativa de reforma en materia de transparencia, el PAN y el PRD quieren plantar pelea a Peña Nieto, eso o los grupos disidentes a las dirigencias nacionales empiezan a ganar mayor influencia en las bancadas del Congreso.

El tema está lejos de agotarse, por el contrario, conforme el calendario electoral se acerque más al arranque de las campañas tenga por seguro que sabremos más del caso.

Le digo, esto se va poner bueno…

Pues eso.

Es bueno saberlo: En el caso de Tamaulipas, es muy fácil descartar la injerencia del gobierno federal en la entrega de recursos con fines electorales, y todo por una muy sencilla razón: hasta la fecha la delegación estatal de Sedesol no ha recibido los recursos necesarios para arrancar todos sus programas de asistencia social, lo que no deja lugar para el ‘sospechosismo’.